Como una de las empresas de reformas de viviendas en Madrid nuestro objetivo es diseñar para el cliente un proyecto que responda a las necesidades que le llevan a querer renovar su casa. Aunque cada familia tenga unos objetivos claros, existen ciertas conexiones entre muchos de ellos. Por ello, hoy vamos a hablar de las tres reformas más comunes.

Para comenzar, probablemente el espacio que más sufra el paso del tiempo sea la cocina. La actividad diaria que se da en ella, la suciedad, la condensación o la obsolescencia de los muebles y electrodomésticos hacen que haya una diferencia abismal entre una cocina moderna y una de hace 20 años. De ahí que los principales objetivos al reformarla sean mejorar los materiales para que sea más fáciles de limpiar; instalar muebles funcionales y que ayuden a crear un almacenaje sencillo; o renovar los electrodomésticos para que sean eficientes y darles una distribución práctica.

En segundo lugar está la reforma de los cuartos de baño. En este caso nos encontramos con que prácticamente a todas las empresas de reformas de viviendas en Madrid se les pide algo similar: hacer un mejor aprovechamiento del espacio y emplear materiales que soporten bien la humedad. Esto ha llevado a que una de las reformas más comunes sea cambiar la bañera por un plato de ducha, siendo clave la evolución que ha habido de las mamparas.

Por último, desde Aranea Arquitectura queremos hablar de otra reforma común: el cambio de pavimento. La mejora en los materiales sintéticos que ha vivido el sector de la construcción ha sido increíble. La tarima flotante sintética es un buen ejemplo, esta se instala con gran facilidad y rapidez. Además, consigue una imitación de la madera espectacular por un precio ajustado y con una durabilidad muy alta.