Construir un chalet en Madrid implica llevar a cabo tareas relacionadas con la estructura y funcionalidad, pero también las relacionadas con el diseño. En estas últimas tienen mucho que ver los gustos y personalidades de los propietarios, sobre todo si hablamos del color de la fachada.

Lo primero que debe tenerse en cuenta a la hora de elegir el tipo de pintura es si cumple funciones aislantes, pues aunque a la hora de construir un chalet en Madrid esto ya se ha debido de tener en cuenta, nunca está de más reforzar la pared exterior contra la acción de la humedad. Una vez realizado esto, podemos elegir el color que más nos guste. ¿Qué debemos tener en cuenta para hacerlo?

En primer lugar, debes saber que existen normativas locales que restringen en uso de ciertos colores para fachadas. Esto suele pasar en zonas céntricas o en urbanizaciones diseñadas con ciertos patrones de decoración. Asegúrate de que puedes elegir cualquier color y, si es así, sigue adelante.

Ten en cuenta el tamaño del chalet, si es de gran tamaño será mejor que elijas colores claros. Si por el contrario se trata de una gran construcción, será mejor que optes por tonos oscuros como el marrón o el gris, ya que aportan bastante solidez. Presta atención también al acabado del revestimiento, pues uno muy rugoso hará que el color resalte su tono natural.

La orientación del chalet es también importante, pues según incida la luz el color se atenuará o potenciará. Si vives en una zona con un clima nublado, opta por colores alegres que aporten luminosidad.

No tengas miedo a elegir colores llamativos, pues aunque los más tradicionales siguen decantándose por los neutros, los más llamativos son ideales para resaltar, además de crear contraste con los elementos decorativos.

En Aranea Arquitectura te ayudamos a elegir el color ideal para la fachada de tu chalet.